Klaus

‘Klaus’, la película animada revelación del año

El pasado domingo tuvo lugar otra edición de los premios Oscar, donde el largometraje de animación español ‘Klaus’ optaba a una estatuilla a Mejor Película en su categoría. Pero el premio se lo arrebató ‘Toy Story 4’, de Pixar. No pudo ser, esta vez tampoco. Ya en 2010, otra película de animación española también estuvo nominada, ‘Chico & Rita’, de Fernando Trueba y Javier Mariscal. Pero tampoco pudo hacerse con el galardón.

Hace una semana, eso sí, ‘Klaus’ ganó el BAFTA, después de haber arrasado en los Annie Awards con siete premios, incluidos Mejor Película y Mejor Director. Galardones a parte, la cinta se ha convertido en una de las películas más comentadas de la temporada, codeándose con productoras de la talla de Warner o Disney/Pixar.

‘Klaus’ y Netflix, un tándem perfecto

Nos preguntamos cómo una película relativamente modesta, con una historia y una estética tan personales, ha podido llegar tan lejos. En 2010, Sergio Pablos, creador de la franquicia ‘Despicable Me’, tuvo la idea de contar una historia ambientada en una gélida isla más allá del Círculo Polar Ártico. Jesper es un cartero destinado a la ciudad de Smeeresburg, donde sus habitantes apenas hablan entre ellos. Cuando está a punto de rendirse, encuentra una aliada en Alva, la profesora del pueblo. También conoce a Klaus, un carpintero que vive aislado en una cabaña llena de juguetes hechos con sus propias manos. A partir de aquí, la ciudad y sus vecinos experimentarán sucesivos cambios.

Klaus

Si algo tiene ‘Klaus’ es mucho corazón y calidez. Apoyada en lugares comunes, se nota que los personajes están creados con cariño. El relato navideño se refuerza, además, con dosis de humor. A nivel técnico, cabe decir que todo está dibujado a mano, potenciando el lado nostálgico sin exceso. La animación 2D proporciona un resultado visual muy parecido al 3D, y esto es gracias al gran trabajo de iluminación.

Ya en el año 2015, mucho antes de que la película viera la luz, se lanzó un teaser en busca de financiación. El proyecto recibió una gran cantidad de negativas por ser «demasiado arriesgado», incluyendo las de Netflix. Dijeron dos veces que no, pero a la tercera fue la vencida. En 2017 anunció la adquisición de los derechos globales de la producción y una fecha de estreno para el film. Así es como ‘Klaus’ se convirtió en el primer largometraje de animación original de la plataforma.

Hace ya un tiempo que Netflix lleva produciendo cine y series de animación, apostando fuerte por el anime japonés. Pero todavía no había entrado en el terreno de los largometrajes. Los amantes del cine de animación ven con buenos ojos este soplo de aire fresco. Este género está viviendo actualmente un momento creativo excelente, con propuestas muy variadas, arriesgadas y de calidad. Que ahora esté al alcance de muchos es una gran noticia para el sector.

¿Te interesa el cine y la animación? En Qué Se Cuece tenemos más entradas sobre estos temas.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *