Malla metálica para construir arte

El trabajo de Edoardo Tresoldi es de esos que por su singularidad no deja indiferente a nadie. Y es que con apenas 26 años, el italiano comenzó en 2013 a crear esculturas y edificios a partir de malla metálica. De momento no le ha ido nada mal, este mismo año ha desembarcado en Coachella con su pieza de mayor embergadura. Sus piezas más que a ser consumidas visualmente, invitan a ser reconstruidas mentalmente. En Yatzer aprovecharon para entrevistarlo [Inglés] a propósito de este hito. El post de hoy desgrana cada detalle sobre la vida y obra de este artista.

Cómo la malla metálica evoca lo inmaterial

Este elemento es el que ha permitido a Edoardo transmitir su mensaje. Por ello, la malla metálica es una forma no solo de crear una escultura, sino de entrelazar la parte inmaterial de las cosas. Lo que el llama el “Absent Matter” en referencia a la ausencia. Con este juego de lo visible y lo invisible, el autor consigue establecer una dimensión onírica que permite al espectador estar en relación constante con su entorno.

Según el artista, una de las dificultades que tiene que afrontar es precisamente la transparencia del elemento. Porque la malla revela cualquier detalle técnico y por ello, la fase de diseño es muy delicada. Además, durante esta fase debe cuidarse el equilibrio entre la estética y la forma de la estructura, puesto que es ahí donde reside la fuerza de sus piezas.

malla metalica edoardo tresoldi

Aunque subyacente, la narrativa poética de Edoardo Tresoldi  se refleja en cada detalle. Él mismo reconoce que la sensibilidad arquitectónica con la que concibe sus esculturas está relacionada con una narración experimental. Las creaciones negocian un pacto entre conceptos tan antagónicos como memoria y fantasía. Eso sí, las conclusiones quedan a libertad del público.

Ethereal (2018): La joya temporal de Coachella

Como ya se ha comentado, Ethereal es su obra más grande hasta el momento. En ella los visitantes experimentan la relación con los parajes californianos a través del lenguaje de la arquitectura clásica. Consta de tres esculturas de diferentes tamaños. Las dimensiones cambiantes permiten ampliar o reducir la distancia entre los espectadores y el cielo. Esta escultura, como la mayoría, es temporal. Lo efímero es clave en su discurso y especialmente en una ciudad como Coachella.

edoardo tresoldi etherea coachella

Si te has quedado con ganas de más post artísticos, puedes clicar aquí para ver más.

0 thoughts on “Malla metálica para construir arte
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*