Bookface: Juzga un libro por su portada

La lectura vuelve a estar de moda, un libro puede servir para promocionar o publicitar, no solo para ser leído. Cada vez hay más booktubers y bookstagramers, haciendo que los millennials se interesen en leer.  Por ejemplo, la agencia EFE se hacía eco recientemente del instituto de Mérida que organiza “First Dates” para sus alumnos que lean libros. Una iniciativa parecida es la que recuperó la librería francesa Mollat, el Bookface. Como sugiere su nombre, consiste en ponerse un libro en la cara para que la portada la remplace.

El origen del Bookface

Esta idea tiene su origen en 2008, cuando Morgan Holzer, responsable de la Biblioteca Pública de Nueva York, buscaba nueva formas para incentivar la lectura. Y para ello se le ocurrió utilizar las redes sociales. De esta manera adaptó el juego #Sleeveface, en el que se usan portadas de discos míticos para reemplazar la cara. Lo adaptó así creando el bookface.

La iniciativa se hizo tan popular que librerías de todo el mundo se sumaron. Sin ir más lejos, algunas bibliotecas públicas de Barcelona realizan también estos montajes.

Bookface: Algo más que ponerse un libro en la cara

Ahora, de la mano de la librería Mollat, ha resurgido la iniciativa. A partir de la idea de Holzer, han empezado a publicar fotos en su Instagram. Con este resurgir del bookface la librería pretende llamar la atención y atraer a clientes y la verdad que lo están consiguiendo.

Para ellos, la idea surgió aprovechando que dos de sus trabajadores llevaban haciendo este tipo de imágenes desde 2008, cuando estudiaban de Bellas Artes.

Con todo esto se consigue que los libros ganen presencia en nuestras pantallas tecnológicas.  La gran mayoría encajan tan perfectamente que te hace dudar de si los modelos de la foto son los mismos que aparecen en las portadas.

¡Y hay que reconocer que es todo un arte! Para hacer el #BookFace perfecto no es solo pillar el libro y hacer la foto. Se deben tener en cuenta muchas variables: los colores, la iluminación, las proporciones, la distancia… Todo debe estar pensado al detalle para poder conseguir la imagen perfecta.

La imaginación es un factor clave para el bookface perfecto, hay que ser creativo. Por eso desde CPWorks nos parece una brillante iniciativa que aúna fotografía, literatura y creatividad.

¿Te has quedado con ganas de más? ¡No te preocupes! En nuestro blog encontrarás montones de entradas sobre fotografía.

0 thoughts on “Bookface: Juzga un libro por su portada
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*